En todos mis años de experiencia siempre he visto que la Comunicación es la pieza clave, la base donde se cimientan las relaciones, la productividad y sobre todo las ventas.

Mucho se ha hablado acerca de la calidad de vida laboral, pero siempre que leo al respecto me doy cuenta de que nadie habla de lo más importante, de la Comunicación, y es que si las personas que conforman una organización no pueden usar esta única vía para crecer, entonces todo se va al garete tarde que temprano.

Ya sé que puede sonar demasiado extremo, sin embargo, todos los problemas de las empresas se basan en esto, jefes que no se entienden con sus empleados, empleados quemados por sus relaciones con sus jefes y compañeros, visión y misión de la empresa que los empleados no entienden o no practican, ni hacen suyas, comunicaciones internas y externas deficientes que traen como resultado malas relaciones, caos y por supuesto falta o ausencia total de ventas.

Un día estando en una de las empresas de las que más he aprendido, vi una escena que jamás se me olvidará, una compañera estaba en el servicio llorando, al acercarme a ella accedió a contarme porque estaba así, había tenido una discusión con su jefa, la mujer en cuestión no tenía ni idea de lo que es la comunicación efectiva, saber escuchar, empatizar, no era una líder, era una jefa elegida a dedo para un cargo para el que jamás estuvo preparada, la que pensaba que solo con mandar estaba todo dicho y sería hecho sin rechistar.

 La cuestión es que dio una orden que mi compañera tenía que ejecutar, pero no le dijo para qué lo hacía y cuál era el resultado que se esperaba de su trabajo, al final resulto que, según su jefa lo había hecho todo mal y ella se sentía fatal porque pensaba que era una inútil, incapaz de seguir una simple orden, desde luego así la hizo sentir su jefa y además ella misma se lo recriminaba también con una autoestima ya por los suelos.

 El trabajo se retrasó, pues no solo no estaba bien hecho, porque no se había comunicado bien la petición, se hizo mal y hubo que repetirlo entero, después de que mi compañera intentara reponerse del escarnio que sufrió, al final casi no se hace la venta por estar al límite del plazo de entrega.

Nuestros compañeros se enteraron y desde luego todos la juzgaron como culpable y ninguno de ellos trato ni siquiera de tenderle una mano para ayudarla, (ella tampoco tenía buena relación con las personas de su departamento) la imagen de la jefa cada vez era peor a nivel organizacional por su falta o nula inteligencia emocional y su mal manejo de la comunicación y fue perdiendo respeto –cosa lógica-.

 Al final el trabajo salió adelante, pero el costo en tiempo, dinero, salud, bienestar y motivación general fue algo que cada día se hacía más patente en este grupo de trabajo. Todo porque la comunicación no existía.

Podría terminar este post dándote la buena noticia de que al final la jefa aprendió a ser una líder y a comunicar bien sus necesidades y requerimientos, que habló con mi compañera y solucionó el tema, que mi compañera aprendió a preguntar antes de acometer una acción sin estar segura de toda la información y por otra parte que mejoró su relación con todo su grupo de trabajo, que la compañía cambio para mejorar la comunicación interna y que el cliente quedo feliz con el trabajo realizado y los plazos de entrega y que al final lo fidelizaron, pero te mentiría.

Así que, llegados a este punto, seguro que tú te preguntarás cuáles son esas 5 razones que te harán ver por qué formar a las personas en Comunicación es vital para una empresa, pues aquí van:

1.Si no hay comunicación ¿cómo saben las personas lo que tienen que hacer, cómo hacerlo y para qué?

Está claro que hemos de empezar por la base, una buena comunicación interna acerca de la misión, visión y objetivos de la empresa hará que todas las personas estén alineadas para el éxito. Así mismo las instrucciones y peticiones claras dan como resultado trabajos bien hechos y a tiempo, excelencia y producción unidas.

2. Si no hay comunicación, no hay comunidad

Los seres humanos somos seres sociales y para serlo la única vía es la comunicación, si nadie sabe usarla ¿cómo pretende una empresa que haya una unión suficiente para la consecución de objetivos?

3. Si no hay comunicación, no se vende

Los jefes no saben comunicar, se dedican a mandar, sin recibir retroalimentación, solo pretenden ejecutar lo que les mandan desde dirección -o lo intentan- y yo sé que al final, si las personas no saben por qué trabajan, cuál es el objetivo que se persigue de manera clara, difícilmente cumplirán con lo que se espera de ellos y por tanto no estarán alineados con las metas de ventas

4. Si no hay comunicación, no hay retroalimentación y se pierde la innovación y la posibilidad de mejora

Un empleado que no puede dar su opinión es un empleado desperdiciado, muchos tienen grandes ideas, otros tienen pequeñas ideas y está claro que la suma de ellas es la que permite que una empresa no se quede atrás en innovación y mejora continua. Por otra parte, les quita una de las más valiosas armas de la empresa, el sentido de pertenencia que los empleados tienen al ser escuchados y tenidos en cuenta.

5. Si no hay comunicación, la gente no estará bien en ningún aspecto

¿Por qué? Muy simple, te repito: somos seres sociales y un empleado que no puede ni hablar con sus compañeros está desmotivado, no produce resultados, pues no valora su trabajo, ni a la empresa en la que está, no se entiende con nadie y se convierte en un iceberg que va flotando en un mar gélido lo que al final hace que se hunda y desaparezca.

Así que resumiendo, la falta de comunicación organizacional genera, desunión, falta de ejecución, ausencia de visión, misión y el cumplimiento de objetivos y metas, lo que se reduce en solo una cosa, NO HAY VENTAS, que como bien sabemos es la razón principal de todas las organizaciones.

 De esto se puede destacar que la comunicación es fundamental, así como el manejo de las emociones y esto es en lo que yo estoy especializada.

La comunicación a todos los niveles es vital y yo ayudo a crear grupos de trabajo que funcionan gracias a que todos aprenden como comunicarse a todos los niveles, interna y externamente.

Contáctame, tengo una solución para tu empresa con talleres totalmente prácticos que generan cambios profundos donde más importa, en las personas.

Recuerda:

«Las maquinas no venden, las que venden son las Personas,

así que invierte en dónde realmente está el valor de tu empresa».

Lina Bravo

Photo by Ben White on Unsplash