No te lo digo yo, que te lo diga mi abrazo

No te lo digo yo, que te lo diga mi abrazo

Agosto: Es de noche y estoy sola, mi casa está temporalmente vacía, hace pocos días estaba llena de vida y hoy parece que no hubiera existido en estas paredes tanto amor, tanta felicidad. Estoy acostada en mi cama abrazando a una almohada, desafortunadamente ella no...